Casas Alameda

Los neumáticos de Seseña se convertirán en combustible

Neumáticos

Los neumáticos de Seseña se convertirán en combustible

La Junta de Castilla-La Mancha y la Comunidad Madrid barajan dos opciones diferentes para el reciclado de los neumáticos que se salven del incendio del vertedero de Seseña, que estará completamente extinguido en un plazo de entre una semana y 10 días.

Su destino final será convertirse en combustible. Madrid propone su quema en una cementera y Castilla-La Mancha transformarlos en gasóleo para calentar edificios públicos.

Según los datos actuales, se han salvado del fuego unas 30.000 toneladas de las 90.000 totales.

La mayor preocupación actual de los políticos es el control de la calidad del aire y la salud de las personas. De momento, no se han detectado picos de sustancias tóxicas en los puntos de medición desplegados tanto en el barrio El Quiñón, el más cercano al fuego, como en un radio de entre 20 y 40 kilómetros. Hay cinco medidores fijos: dos en Castilla-La Mancha, en Illescas y Toledo y tres en Madrid, en Aranjuez, Valdemoro y Villarejo de Salvanés. Además, se han instalado dispositivos auxiliares; tres en El Quiñón, uno en Ciempozuelos y otro en Aranjuez, según indicaciones de los técnicos del Instituto Carlos III.

“Prudencia extrema”

En este sentido, el consejero de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, manifestó este lunes en rueda de prensa que “ha habido suerte, porque lamentablemente hay contaminación atmosférica, pero la columna de humo está subiendo y no ha afectado a la población”. Se ha instalado un nuevo punto de medición móvil en El Quiñón y a partir de este martes los estudiantes podrán volver a las aulas.

A pesar de estos datos, este lunes se mantuvo el confinamiento de las personas en sus viviendas por “prudencia extrema”, no porque exista ningún problema con la calidad del aire, aclaró Martínez Arroyo. La comparecencia se produjo tras mantener una reunión de una hora con su homólogo madrileño, Jaime González Taboada. En ella plantearon la actuación a seguir una vez finalice la lenta combustión de los neumáticos. En cuanto a la razón por la que no se ha actuado antes, teniendo en cuenta que el problema y su peligrosidad era conocido, Taboada comentó que esa misma pregunta se la hacen muchos.

Via: El Pais

Por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *